miércoles, 26 de septiembre de 2007

El día que fui Luis Miguel

-¿Qué corte querés?

-El de Luis Miguel.

Alberto, el peluquero, aguantó la risa e hizo su trabajo. Todavía tenía suficiente pelo como para que Alberto pudiera demostrar sus cualidades. Ya no.

Llegué a casa, busqué esa remera blanca idéntica a la que el músico mexicano utilizaba en su video clip “Suave”, que era todo un boom en los 90, y me fui a bailar.

Con esa confianza extra que me otorgaba ese corte de pelo, la remera y una supuesta identificación como el doble de Luis Miguel, ingresé cual divo a la pista. Obtuve la misma respuesta de siempre, la indiferencia, hasta que sonaron esos acordes mágicos: los enganchados de Luis Miguel.

Tomé de arrebato a una señorita y me apropié del centro de la pista. Mi cuerpo desplegaba una imitación perfecta a los movimientos de Luismi. Tiraba patadas al aire, me revolcaba por el piso, gritaba y cantaba a voz en cuello. Fueron 5 minutos de gloria, un par de chicas observando mi espectáculo, mi ego por los cielos hasta que todo se disipó cuando el envidioso disk jockey interrumpió mi éxtasis con Depeche Mode.

Me acomodé el pelo, inflé el pecho, me acerqué a la piba que estaba bailando conmigo y como un eximio ganador le susurré:

-Me parezco a Luis Miguel, ¿No?

-Yo diría a Nicola Di Bari.

18 comentarios:

andres dijo...

vos vivias en una nube de pedos con todo lo que contaste sobre tu fisonomia te querias parecer a luis miguel pobreeeee

Anónimo dijo...

lo que me gusta de vos que en fondo eras optimista dale che parecerte a luis miguel es muy fuerte
martina

Mario dijo...

Que tarada la mina que te escribio ayer protestando por la publiciad que haces en los blog de tu libro,
no le lleves el apunte Sancho los perros ladran es señal que cabalgamos como dice el Quijote, seguro que ella ni sabe quien es el Quijote.
te banco Gonza
mario

Anónimo dijo...

me encanta como escribis y lo que decis tiene mucho humor y un dejo de tristeza por todo lo que pasastew
adelante macho

Anónimo dijo...

Gonzalo yo te conozco de chico y se lo que pasaste por tu apariencia y como lo superaste.
Sos una persona muy culta (sorprendente por tu edad)y ademas sobre todas las cosas buena gente con todos los que te rodean. Te deseo exito, seguro lo vas a lograr porque no sos ningun improvisado y te merecés lo mejor.
Luis (tu profe)

Ruben dijo...

me cago de risa con lo que contas te imagino bailando levantado las piernas sos un loco lindo a pesar de ser feo
espero tu libro debe ser paraa morirse de risa

otro feo dijo...

que bueno es todo esto se parec e mucho a mi cuando sale el libro?
oto feo

Anónimo dijo...

recien termino de leer todo tu blog y me dio ganas de escribirte no se si todo es cierto lo que te pasó pero de cualquier manera es un libro que puede divertir a muchos y porque no ayudarnos a pensar lo cruel que podemos ser s las mujeres con quien no nos gusta
Paula

Anónimo dijo...

que garron parecerte a nicola di bari te pasa todasn y que pretendias ser con un corte de pelo que gracioso
romy

Anónimo dijo...

hasta ahora se porque el libro se llama feo pero sexual no se porque no pegaste una viejo

Anónimo dijo...

hola muy buena la pagina, y muy interesante, auque nose si es para tomarlo con tanto humor como vos lo hacess

Anónimo dijo...

me imagino que fue el sueño de la cenicienta parecerte a luismi pobrecito..........
una seguidora

Fer dijo...

Sí!!! Las criticas son de todo tipo, pero buenas. no tendría que ser de otra forma, estamos a la espera del libro. Ok?
Fuerte abrazo Siñoriii!!
Fer.

michel dijo...

me gusta estos temas son de lomas graciosos menos mal que existe gente fea asi nos divertimos los facheros
michel

Anónimo dijo...

Saberse fea, sentirse fea, verse fea... Son cosas distintas, pero a veces vienen todas juntas y es devastador.
El verano que cumplí 13 años, engordé 10 kilos de golpe y fue tremendo. Durante meses, no hice otra cosa que salir de casa para ir y volver al colegio. Y actualente, cada vez que engordo un poco, me entra una especie de miedo a salir a la calle. Osea, si bien ya no me siento desdichada como cuando era chica, quedó como una cicatriz en la autoestima.
Está bueno que puedas apelar al sentido del humor (propio y ajeno) para sacarte de encima lo "dramático" de no gustarse a uno mismo.
Éxitos con el libro.
Patricia

alyohara dijo...

suave!!! imaginate en medi de la pista escuchando esta cancion el rey de mexico en sus altas , nunca esta demas soñar...

Anónimo dijo...

PERDON, ME QUEDE OUT DEL CHISTE ALGUIEN PUEDE RESPONDERME QUIEN ESE TAL NICLA DE BARI QEU SE YO

Anónimo dijo...

LUIS MIGUEL!!!! Hubieses hecho un esfuerzo y podias parecerte a panlito ruiz...
juiho